Conozca su sistema

Lo primero es lo primero: conocer su sistema es el primer paso para mejorar la seguridad. Identifique todos sus dispositivos (equipos de sobremesa, portátiles, teléfonos inteligentes e impresoras) y aplicaciones (correo electrónico, software, exploradores web, sitios web, etc.) para así poder protegerlos uno a uno. Puede emplear este inventario como guía y lista de verificación mientras consulta las demás cajas de herramientas. Mantenga esta lista actualizada a medida que agrega o quita dispositivos y aplicaciones.